Los niños y adolescentes que tienen problemas para relacionarse  en su entorno familiar, escolar o tienen problemas con la autoridad y las normas, normalmente tienen un grado mínimo de tolerancia  debido a frustraciones que van acumulando y no saben resolver, emociones que no saben de donde vienen y se desatan sin saber por que, muchas veces por motivos tan pequeños como cuando se les dice  que se laven los dientes, que recojan algo o que estudien. A veces tienen explosiones o cambios de humor que no tienen explicacion.

Todo tiene un motivo, el problema es que no lo conocemos. Hablamos de un motivo profundo,  que se esta moviendo dentro de uno mismo, cuando una persona agrede o huye ante situaciones que no sabe resolver o le sobrepasan.

Enseguida recurrimos a la culpa, la del chico o la de los padres profesores o  compañeros. Pero la culpa no resuelve nada.

La propuesta, es conocer la causa que nos lleva a comportarnos de formas que al final van en contra de uno mismo y de los seres más queridos, que afectan tanto al educador como del niño.

Toda experiencia pasada va asociada a una emoción ya sea positiva o negativa y todo lo que nos recuerde a esa experiencia, nos hará reaccionar con una respuesta de ataque huida o quedarnos paralizados sin saber que hacer.(Respuesta automática del instinto de supervivencia).

Las principales causas de frustración son:

Sentirse torpe

Inutil

Tonto

Poco importante

Poco querido

Cada vez que te sientas así repetirás patrones aprendidos, de defensa involuntarios, en forma de ataque pudiendo llegar a la agresión. Y lo peor es que se hace con los seres mas queridos. Con lo cual una vez pasada esa urgencia, que como digo es instintiva y dominante en ese momento, viene la culpa, el arrepentimiento, el autocastigo y por demás el castigo del exterior,  de los educadores que claramente no pueden permitirlo, con lo cual nos encontramos en un conflicto de dificil solucion.  Por que por mucho que intentes reprimirlo sale como una explosión irreflexiva por no actuar en ese momento la parte del cerebro inhibidora. El neocortex encargado de reflexionar, de pensar y resolver por vías mas adecuadas para los todos.

Conociendo la causa profunda, podremos resolver, a través de técnicas de liberacion de estrés, desbloqueando experiencias del pasado, facilitando nuevas ideas y nuevas formas de comportamiento.

Mediante el test muscular kinesiológico podemos detectar en que momento se grabó la experiencia que nos acompaña  toda la vida. Mediante  preguntas concretas, el sistema nervioso y muscular, que trabajan en coordinación, nos darán una respuesta con la que podremos trabajar desbloqueando a nivel emocional, mental y físico, de tal manera que pueden aparecer nuevas formas de comportamiento adecuadas a cada situación, activándose el cortex cerebral que nos permite  tomar otras decisiones y nuevas formas de expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>