TERAPIA LIBRE DE MEDICACIÓN

CAUSAS
El movimiento y las emociones están ligados al aprendizaje. Cuando un niño tiene dificultades escolares es necesario averiguar por qué ocurren. Antes de creer que tu hijo es un vago o no está motivado, no quiere hacerlo bien o tiene un problema neurológico, hay que saber qué es lo que está dificultando su aprendizaje. Entendemos por problemas para aprender cuando a un niño le resulta difícil atender y concentrarse en clase, estarse quieto, entender lo que lee, tener una letra legible, resolver problemas de matemáticas. Hoy en día esto se traduce en muchos diagnósticos de TDA/H.

Para que se pueda alcanzar un aprendizaje escolar eficaz, es importante que las funciones cerebrales estén bien organizadas. El estrés físico y emocional puede dificultar las conexiones entre las diferentes áreas del cerebro encargadas del aprendizaje y de la gestión de emociones.

Hay varias alteraciones funcionales, relacionadas con el proceso madurativo y que están siempre relacionadas:

● Neurofuncional: disfunción del cuerpo calloso, dificultad para resolver los problemas de matemáticas, baja comprensión lectora, lentitud en las funciones automáticas…

● Visual: mala respuesta visomotriz, problemas de binocularidad, dificultades de acomodación, bajos niveles de percepción de la información (memoria, constancia de forma…). Hay que sospechar cuando el niño no ha conseguido una mecánica lectora, salta o repite de línea al leer, inventa palabras, se le irritan los ojos…

● Auditiva: dificultades en el procesamiento de la información, con la discriminación de sonidos, se traduce en desatención en clase, dificultades para el aprendizaje de otros idiomas, le molestan los ruidos (hiperacusia), tono de voz muy alto (hipoacusia).

● Motora: reflejos primitivos activos, torpe, coordina mal los movimientos, tiene muy mala letra.

● Lateralidad y dominancia hemisférica: no está bien organizada la dominancia lateral, problemas para el cruce lateral (escribe en vertical, invierte letras o las escribe de forma incorrecta).

● Emocional: miedos, inseguridad, frustración, baja autoestima, dificultades para memorizar, dificultades para hacer amigos y/o mantenerlos. Problemas con los padres, con los hermanos, problemas de conducta, y dificultad para gestionar las emociones.

 

SOLUCIONES
Es fundamental evaluar las causas para dar un enfoque terapéutico libre de medicación. El programa de neurodesarrollo y desbloqueo emocional es muy eficaz para niños y padres que se ven afectados por el problema que tienen sus hijos y que no saben cómo resolver.